Blog independiente sobre vida consciente

Blog independiente sobre vida consciente

Huerto de otoño

El verano está llegando a su fin, los días comienzan a hacerse más cortos y bajan las temperaturas. Nuestro huerto de primavera-verano comienza a bajar la producción, algunas plantas ya empiezan a secarse, otras ya las hemos cosechado hace semanas. Entonces nos surge la duda de que debemos hacer.

¿Cómo comenzamos el huerto de otoño-invierto?

¿Cuáles serían las labores a realizar?

¿Por dónde comienzo?

¿Qué especies se pueden sembrar?

La primera labor a realizar es una exhaustiva limpieza del bancal o maceto huerto, según sea el caso. Se deben eliminar malezas que hayan podido nacer en los últimos días o semanas y aquellas especies anuales que crecieron en nuestro huerto de primavera-verano que aún estén en pie.

Es importante identificar las especies que tenemos plantadas antes de comenzar con la remoción de las mismas, para determinar si alguna de ellas es una especie perenne como  romero, menta, salvia o hierbabuena entre otras. En este caso debemos dejarlas en el huerto ya que son especies que viven varios años, sin necesidad de renovarlas anualmente.

Dato importante: alguna de las especies perennes de nuestro huerto pierden su follaje en invierno, como es el caso de la menta, pero la misma rebrota al llegar la primavera. Tener cuidado de no sacarla pensando que está muerta. Por eso es importante conocer las plantas y como es el crecimiento y ciclo de vida de las mismas.

Una vez que el maceto huerto, bancal o mesa de cultivo se encuentren limpios, debemos comenzar a preparar la tierra para la nueva siembra.

¿Y cómo realizo esto? Dado a que el riego y las lluvias producen compactación en nuestro suelo, es necesario descompactar el mismo, logrando un sustrato suelto, aireado y mullido, lo cual mejorara su oxigenación, la retención de humedad y el drenaje. Esto va a permitir un óptimo crecimiento de raíces. Y cómo ya hemos hablado anteriormente, del desarrollo radicular depende el desarrollo de nuestros cultivos.

Otro punto muy importante a la hora de preparar nuestra tierra, es realizar una fertilización adecuada, para reponer los nutrientes que los cultivos anteriores fueron extrayendo a lo largo de su ciclo de vida. Reponer tanto los macronutrientes: nitrógeno (N), potasio (P) y magnesio (K) como los micronutrientes, es importante para lograr plantas vigorosas, sanas y productivas.

Una excelente fuente de nutrientes para nuestro huerto es el compost. Éste podemos realizarlo casa, consiguiendo con esta práctica un doble propósito, producir fertilizante orgánico para las plantas y reducir la basura domicilia. Y si aún no te animas a incursionar en el compostaje, puedes conseguirlo en viveros y comercios relacionados. La incorporación de compost al suelo, no solo mejora las propiedades químicas del suelo (fertilidad), sino también la propiedades físicas y microbiológicas. El compost agrega materia orgánica, lo cual mejora la estructura del suelo y también incorpora microorganismos que ayudan en los procesos de descomposición.

Una vez que tenemos el suelo listo para realizar la siembra o el trasplante, pasamos a la siguiente etapa, que sería la elección de las especies. Hay especies que son de primavera – verano, otras de otoño – invierno y otras especies que se pueden sembrar en todas las estaciones. Por eso es importante colocar especies que toleren el frío del invierno.

Debajo te dejamos algunas de las especies que podrías colocar en tu huerto de otoño – invierno:

  • Espinaca
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Zanahoria
  • Rúcula
  • Lechuga
  • Acelga
  • Escarola
  • Hinojo
  • Col repollo
  • Cebolla
  • Guisantes

Éstas especies tienen buena adaptación al frío, con lo cual las podréis cultivar sin necesidad de colocarle cubiertas protectoras, ni cultivarlas en lugares protegidos del frío (Ejemplo: invernaderos).

Y si todavía no comenzasteis con vuestro huerto, esta es una gran oportunidad para dar los primeros pasos, ya que el huerto de otoño – invierno requiere menos cuidados que el de primavera – verano, los ciclos de crecimiento de las especies son más lentos por las bajas temperaturas, haciendo que el cuidado del mismo sea más sencillo. Por lo que comenzar en esta época es una excelente opción.

Y recuerden que todo lo que hoy vimos, sirve no solo para el huerto, sino también para todas las plantas que tengáis en casa.

¡Así que espero que pronto pongáis manos a la tierra mis queridos fanáticos de las plantas!

Rocío Diuorno

Ingeniera Agrónoma

Si quieres más tips sobre huertos urbanos, sígueme en mi cuenta de Instagram: @huertas­_al_sur

Otros artículos de Rocío

Empezando el huerto urbano

Mulching en el huerto

1 comentario en “Huerto de otoño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *